Nos acostumbramos…

Hola mundo! Hoy, revisando que había de bueno en Facebook (nótese que últimamente no hay gran cosa), encontré esta reflexión sobre la rutina diaria, que me ha dejado pensando en distintos aspectos de mi vida diaria. Yo me he acostumbrado a despertarme al segundo ring del despertador, ha usar un transporte público de pésimo servicio al que en otros tiempos ni de chiste tomaría, incluso me acostumbré a comer en 30 minutos y ahora que tengo más tiempo para disfrutarlo no lo disfruto. Pero también es cierto que podemos acostumbrarnos y disfrutar las cosas buenas de la vida, es bien cierto que…